mujer

Videos



FILOSOFÍA

El departamento del Ministerio de la Mujer existe para apoyar, animar y desafiar a las mujeres adventistas del séptimo día en su caminata diaria como discípulas de Jesucristo y como miembros de su Iglesia mundial.

Nuestra misión es, en un sentido más amplio, común a todos los cristianos: enaltecer a Cristo en la Iglesia y el mundo. Sin embargo, de manera más específica, somos llamadas a:

Elevar a las mujeres como personas de valor inestimable porque han sido creadas y redimidas.
Capacitar a las mujeres a profundizar su fe y experiencia de crecimiento y renovación espirituales.
Establecer una red entre las mujeres en la Iglesia mundial con el objetivo de motivar los lazos de amistad, apoyo mutuo y cambio creativo de ideas e informaciones.
Orientar a las jóvenes adventistas, animándolas en su compromiso, y crear caminos para que alcancen su potencial en Cristo.
Presentar las preocupaciones de las mujeres en un contexto global.
Presentar la perspectiva característica de las mujeres a los asuntos que la Iglesia enfrenta.
Buscar expandir las avenidas del servicio cristiano dinámico para las mujeres.
Desafiar a cada mujer adventista con su potencial para complementar los dones dados a otras mujeres y hombres, al trabajar lado a lado para favorecer la misión global de la Iglesia Adventista del Séptimo Día.
Gracias a la plenitud que nosotras como mujeres encontramos personalmente en Cristo, podemos ser capacitadas para compartir las buenas nuevas con nuestras familias, entre la hermandad de la Iglesia y en cada círculo de expansión del mundo que debe ser salvo.

MÉTODO

“Sólo el método de Cristo será el que dará éxito para llegar a la gente. El Salvador trataba con los hombres como quien deseaba hacerles bien. Les mostraba simpatía, atendía a sus necesidades y se ganaba su confianza. Entonces les decía: ‘Seguidme’” (El ministerio de curación, p. 102).

VISIÓN

La visión espiritual del Ministerio de la Mujer es conocer a Jesús, y servir y discipular a otras mujeres.

PROPÓSITO

Inspirar a las mujeres a alcanzar pleno potencial en Cristo, capacitándolas para profundizar su vida espiritual, a colocar su fe en acción al emplear sus dones a su servicio, convirtiéndose así en parte significativa en la predicación del evangelio y en la obra de adelantar el regreso de Cristo.

OBJETIVO

Está basado en nuestra misión, que pretende apoyar, animar y desafiar a las mujeres de la Iglesia, y todo lo que realizamos con ellas o en su favor debe centrarse en la idea de nutrir, capacitar y evangelizar.

Esta visión de trabajo se relaciona con lo que Dios quiere para su Iglesia: un crecimiento armónico en comunión, relacionamiento y misión. Eso quiere decir que nutriremos espiritualmente a las mujeres con el objetivo de que crezcan en su relación con Dios; las orientaremos en diversos aspectos para que sean felices y estén aptas para crecer en la relación con la familia carnal y espiritual; las capacitaremos y motivaremos para que evangelicen, cumpliendo así la misión que el Señor Jesús dejó.

Los tres frentes, nutrir, capacitar y evangelizar, deben trabajarse en armonía y equilibrio.

Nutrir – (mantener)
Son todas las herramientas como proyectos, materiales y encuentros realizados con el propósito de fortalecer a las mujeres en sus momentos devocionales, para que crezcan en la fe y en la doctrina.

Capacitar – (animar)
Este frente busca presentar nuevas posibilidades de crecimiento a la mujer, con el objetivo de posibilitar beneficios personales, para el hogar, la Iglesia y la comunidad donde se halla inserta.
A través de encuentros, seminarios, materiales específicos de capacitación, estas mujeres crecerán para ser líderes en potencia.

Evangelizar – (Desafiar)
Todas las herramientas que ayudan a las mujeres a alcanzar a otras en la comunidad en la que viven. Esta estrategia engloba programas, proyectos y materiales con la finalidad de evangelizar.

Para caminar en la dirección del departamento, manteniendo el foco de los tres frentes, utilizamos:

Los cinco ministerios

Ministerio de devoción personal
Ministerio de oración intercesora
Ministerio de recepción – Iglesia receptiva -
Ministerio de evangelismo
Ministerio de Vida Plena

Fechas especiales

Día Mundial de Oración
Sábado misionero de la mujer adventista
Día de prevención del abuso y la violencia

¿QUÉ ES EL MINISTERIO DE LA MUJER?

HISTORIA DEL MINISTERIO DE LA MUJER

En 1898 la Sra. S.M.I. Henry, animada por Elena G. White, lideró el ministerio de la mujer. Esa obra que ella iniciara fue descontinuada después de su muerte. Solamente en 1990 fue reiniciado el Ministerio de la Mujer.

EL MINISTERIO DE LA MUJER NO ES:

Algo Nuevo. En 1898 la Hna. S. M. I. Henry, animada por Ellen G. White, lideró ese ministerio. Después de su muerte, esa obra fue interrumpida. Volvió a iniciarse en 1990.
Un foro donde las mujeres presentan reclamos, justificadas o no, contra los empleadores.
El lugar para promoción de derechos iguales para las mujeres, aunque admitamos que ese sea un tema importante.
Una mera fuente de entretenimiento u oportunidad de pasar horas en proyectos que simplemente promueven opiniones egoístas.
Una plataforma para defender la ordenación de las mujeres, aunque reconozcamos que todas deben emplear sus talentos para la gloria de Dios y deben recibir el reconocimiento por el trabajo realizado para Su gloria.
Un ataque a los hombres. No aboga la diferencia entre los sexos, ni está contra el sexo masculino.
Un movimiento exclusivista. Los Ministerios de la Mujer desea la inclusión y no la exclusión de quien quiera que sea.

(Fuente: División Sudamericana)

email
Social Media Integration Powered by Acurax Wordpress Theme Designers
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On PinterestVisit Us On Google Plus